martes, 16 de agosto de 2016

Comienza la cuenta atrás, tic , tac...

Todos los años igual, es llegar mediados de Agosto y los recuerdos empiezan a sobrevolar mi cabeza:

 "Hoy ingresé en el hospital", "Hoy te vi por primera vez", "Hoy  salí del hospital sin ti"...

Todos los años, desde hace 7,  "sufro" una mezcla de sentimientos agridulces ante el recuerdo de los días previos a tu nacimiento, pero, sobre todo, recordando los días que vinieron tras el...

El paso del tiempo y sobre todo, tu mi niña, han conseguido que los sentimientos y recuerdos positivos y bonitos,  vayan desbancando a los negativos, hasta mandarlos a la categoría de "anécdotas" .

Ahora pesa mucho más el recuerdo de  tus ojos, que preciosidad cuando me miraron por primera vez.

Tu olor, a nuevo, a piel, a vida.

Tu tacto, tan suave y diminuta que te manejaba con una sola mano.

Pero sobre todo: tu valentía, esa que no me canso de recordarte porque siempre has sido y serás, mi princesa valiente y guerrera. 

Luchadora nata a la que nada se le pone por delante, que decidida a venir a este mundo para comérselo, peleo junto a mi durante horas, días y meses por salir adelante, enseñándome tanto por el camino como no habría podido aprender ni en el más completo máster.

Te quedan solo unos días para cumplir 7 maravillosos años hija, no cambies nunca.

Te quiero.